Blog

JUEVES DEL PROFESIONAL SANITARIO - ENTREGA 9

Nos dirigimos a nuestro lugar de trabajo, muchas veces parece nuestra segunda casa, nuestra Clínica... 

Ayer revisaste el horario por última vez antes de irte a casa, tal vez cambie un poco. Hoy arrancas de nuevo, aprecias el nombre de un paciente... un paciente nuevo. Buscas en el correo o en su historial para saber algo de esa persona, pero cuando llevas tanto tiempo viendo un caso diferente cada día aprendes a quedarte sólo con la información imprescindible y a esperar a conocer la historia real de esa persona, tanto la perspectiva del paciente como de su familia. 

Sin apenas darte cuenta, la Clínica ya se ha puesto en marcha y tú, valoración en mano, te diriges a la sala de espera para encontrarte con el muevo paciente. Mientras caminas sientes intriga y, por qué no decirlo, ese nerviosismo del primer día de no saber... Al llegar a la sala, casi no hace falta preguntar por ellos, juntos son un todo, sus caras de incertidumbre lo dicen todo. A los demás pacientes y a sus familiares ya los conoces, la muestra es que comienzas a saludar y te cuesta llegar al encuentro del nuevo paciente, el ambiente tranquilo y familiar se palpa en el ambiente.  

Te acercas, te presentas y saludas a cada uno de los miembros que componen la familia, entonces llega ese momento "Tu padre se viene conmigo, vosotros debéis esperar aquí, no os preocupéis se os informará de todo y cuidaremos de él". En ese momento, cuando te pones detrás de la silla para empujar, te das cuenta que el paciente se gira para mirar a su familia y, la familia le devuelve la mirada intensa, imagino que es de complicidad "tranquilo que nos vemos enseguida". 

Te diriges al despacho para realizar la primera valoración y comienzas a hablarle efusivamente. Llegáis, os acomodáis y descubres a esa persona, su historia, su pasado, su familia,... toda información es importante para la rehabilitación, por insignificante que parezca ser... antes de finalizar la entrevista el paciente se ha convertido en una pieza más del puzzle que conforma la cadena de la Clínica de rehabilitación, son las piezas más importantes, ellos y sus familias...