Blog

JUEVES DEL PROFESIONAL SANITARIO - ENTREGA 12

Han pasado unas semanas desde que nuestro paciente comenzó su rehabilitación. Han sido unas semanas difíciles, pero ya ha dejado atrás el nerviosismo de los primeros días, ya conoce a todo el equipo y cada día que llega a la Clínica viene con una sonrisa y en sus ojos la misma ilusión del primer día. 
 
Hoy parece que llega especialmente emocionado. Tras muchos días de posicionamiento, control de tronco y mucha paciencia y trabajo, por fin nos disponemos a prepararlo para que realice el ejercicio de levantarse y dar los primeros pasos, sus "segundos" primeros pasos, es como volver a caminar de nuevo. No se quién está más nervioso, si el paciente que ha comenzado a temblar un poco o nosotros... 
 
Dos pasos bastan para que aparezca esa gran sonrisa y se ilumine su mirada. Para nosotros es un gran momento, nos ilusiona muchísimo y enseguida hacemos la noticia viral informando a todo el equipo. Ya fue un reto ponerlo de pie y que mantuviese el equilibrio, incluso se ha conseguido con los ojos cerrados.
 
Ahora toca el momento de explicarle el proceso a la familia, están trabajando de una manera ejemplar con él en casa, siguiendo las pautas marcadas y realizándolas día tras día con tesón. La cara de su mujer y su hija no tienen precio, la emoción del momento es palpable; parece que no esperaban realmente que llegase este momento y aquí está. Ahora intentaremos que ande unos metros...
 
Sin embargo, pese a que todo es avance (despacito y con buena letra) nos hemos dado cuenta de que la familia comienza a estar cansada, sobre todo su mujer. No nos lo dice directamente, pero lo exterioriza a través de sus gestos. Nos planteamos ahora comenzar a incluir a sus familia en alguna sesión grupal, para que puedan ver otros casos y aclarar las dudas del día a día.