Blog

JUEVES DEL PROFESIONAL SANITARIO - ENTREGA 14

Se acerca la recta final del tratamiento. El pasado lunes se realizó la entrega del informe del seguimiento del tratamiento a su familia y el resultado para ellos, al igual que para nosotros, ha sido muy positivo.
 
Cuando comenzamos a trabajar con nuestro paciente, y como sucede con cada uno de ellos, nos encontramos con situaciones muy diversas "todos somos iguales, pero a la vez muy diferentes" y cada paciente llega a un nivel diferente dentro del tratamiento. Así nos encontramos con cualidades y actitudes muy diversas que debemos encauzar de la mejor manera posible para alcanzar una buena recuperación, lo más funcional posible.
 
En las primeras entrevistas la familia marcaba objetivos muy dispares y, siendo objetivos, poco realistas. Por supuesto que todas las familias quieren o buscan como principal objetivo "que vuelva a estar como antes", pero pronto esos objetivos se adaptan a la nueva situación... "Queremos poder comunicarnos con él, que nos entienda" Aunque sea como los indios. "Queremos que ande" Aunque vaya muy despacio y tengamos que descansar cada 5 minutos. "Queremos que coma sólido y si puede ser solo", "Queremos que no tenga que usar pañal"... es en ese punto cuando se empieza a trabajar, desde lo más básico.
 
Cuando llegan desde el Hospital encontramos historias diversas, por un lado tenemos la familia poco informada, a la cual no se le ha dado apenas información y al final de la estancia hospitalaria incluso se le llega a decir que volverá a ser quien era; por el otro lado, encontramos a la familia muy informada y desesperanzada porque desde el Hospital le han transmitido que tienen poco que hacer y así se quedará. Como todo en esta vida ni todo es blanco, ni todo es negro, encontramos una gran gama de colores en el centro y esos colores son las diferentes posibilidades que tienen nuestros pacientes. Siguiendo esto adaptamos los objetivos, en base a nuestros pacientes.
 
Así bien, y tras comprender la familia que su familiar tiene que volver a formar un nuevo rol y, aún más importante, que sin ellos nada sería posible ni se llegaría tan lejos, comenzamos hace 10  meses su rehabilitación hasta llegar a la actualidad. 
 
Hoy paciente y familia se encuentran muy emocionados y satisfechos con el trabajo realizado. Sobre todo nuestro paciente que está realizando la carrera más importante de su vida y, por qué no decirlo, está llegando a la cima de su everest.