Blog

LUNES DEL NIÑO - ENTREGA 2

Me armo de fuerza para poder ir a visitarlo a la UCI, está solito en la incubadora, lleno de cables, desnudito, y no puedo tocarlo. Las enfermeras me indican que, a medida que pueda, vaya sacándome leche para poder dársela,... eso me hacía sentir que le estaba ayudando.
 
Tenemos turnos para poder verlo, es desesperante. De camino al hospital todo son lágrimas y desolación, tanto mías como de mi marido. Al regresar a casa tenemos que actuar con normalidad ya que tenemos otra hija esperándonos, para contarnos su día, jugar con ella, cenar con nosotros y hacer todo lo que hacíamos habitualmente. En cambio nosotros sentimos la falta del hijo recién nacido, hijo con medio cerebro lesionado por un infarto en el nacimiento.
 
Esas palabras "medio cerebro" ronda, baila y retumba en nuestra cabeza. Como madre tienes que sacar la fuerza para que el resto siga adelante.
 
Los días van pasando y a medida que pasan todo se complica. Aparecen crisis epilépticas, sufre hidrocefalia y tiene que ser intervenido en menos de 24 horas.
 
Sale bien, la vida de mi hijo ya no corre peligro. Pero tenemos muchas preguntas....