hipoxia perinatal

Hipoxia perinatal

Seguro que alguna vez has oído hablar de hipoxia, pero, realmente, puede que no sepas lo que significa. Esta es una condición física que se presenta cuando el cuerpo o algún tejido específico no recibe suficiente oxígeno. Culpa de este déficit, es que aparezca el impedimento para que las células funcionen de una forma correcta.

Esta condición puede traer muchas consecuencias negativas. La asfixia perinatal representa cerca del 23% de los 4 millones de muertes neonatales que ocurren en el mundo, aunque solo afecta entre el 0,2 y el 0,4% de los recién nacidos.

¿Qué ocurre cuando un bebé experimenta hipoxia perinatal? En este post de blog vas a entender qué es la hipoxia perinatal, sus efectos, los factores de riesgo, y conocerás métodos de diagnóstico y de seguimiento, así como los tratamientos y terapias existentes.

¿Qué es la hipoxia perinatal?

La hipoxia perinatal es una condición crítica que se produce cuando un feto o un recién nacido sufre falta de oxígeno durante el período previo a nacer (desde 20 semanas antes del nacimiento), lo que constituye un problema de salud muy importante, o en el momento después del parto (primer mes de vida)

Por eso, se dice que comprende las 2 etapas:

  • Hipoxia fetal: falta de oxígeno antes del nacimiento.
  • Hipoxia neonatal: afecta poco después del parto, hasta el primer mes de vida.

Así que se puede decir que:

  • Hipoxia perinatal: abarca las dos anteriores, todo el periodo desde las 20 semanas de gestación hasta el primer mes de vida.

¿Qué puede causar la hipoxia en fetos o bebes recién nacidos?

Esta condición de falta de oxígeno puede ser causada por diversos y complejos factores, que son agrupados en dos categorías principales:

Relacionadas con la madre y el embarazo

Problemas placentarios. Pueden ocurrir problemas en la implantación de la placenta cerca del orificio cervical interno, restringiendo el flujo de sangre al feto. También es posible un desprendimiento prematuro antes del parto o una insuficiencia placentaria.

Problemas con el cordón umbilical. Una de las opciones que puede ocurrir, la salida del cordón antes del nacimiento; la compresión de este entre partes fetales y del útero, o nudos en el cordón.

Parto prematuro. Ya que los bebes que nacen antes de hora tienen los pulmones menos desarrollados.

Preeclampsia. Presión arterial alta y presencia de proteínas en la orina durante el embarazo, afectando al flujo sanguíneo placentario.

Diabetes gestacional. Desarrollada durante el embarazo, pudiendo afectar al crecimiento y a la salud fetal.

Infecciones. Algunas infecciones maternas.

hipoxia perinatal, Hipoxia perinatal

Causas relacionadas con el feto y el parto

Sufrimiento fetal agudo. Estrés en el feto durante el parto (bradicardia o anomalías en el pH de la sangre).

Problemas respiratorios en el bebé. Cualquier afección respiratoria.

Anomalías congénitas. Algunas malformaciones congénitas que pueden afectar a la respiracón del recién nacido.

Consecuencias de la hipoxia perinatal

Para conocer la gravedad que tienen estas afecciones, debes conocer las consecuencias que puede atraer esta condición. Aunque las repercusiones varían según factores como la gravedad y la duración de la privación del oxígeno, la etapa en la que se produce (hipoxia fetal o neonatal) y la salud general del feto.

Importante que entiendas que no todos los bebés o fetos que experimenten hipoxia en cualquiera de sus etapas sufrirán estas consecuencias. Solo son algunas de las posibilidades que existen, que debes tener en cuenta.

Si la cantidad de oxígeno que no haya podido recibir el bebé es pequeña y por poco tiempo, las secuelas serán muy leves. Pero estate tranquilo, ya que son transitorias y reversibles.

Aunque, si en la etapa de hipoxia fetal, el tiempo se haya alargado (entre 5 y 15 minutos), puede que provoque efectos más negativos. Como problemas a nivel neurológico, como convulsiones o parálisis cerebral. Estas consecuencias sí que pueden ser irreversibles.

La importancia radica en que acudas a tu médico para que te pueda resolver cualquier duda al respecto. Y no tengas miedo, ya que, mediante las ecografías pertinentes, se lleva un seguimiento del embarazo correcto.

Hipoxia perinatal y su impacto en el neurodesarrollo

Durante el embarazo, el cerebro fetal tiene una gran sensibilidad al oxígeno. Su privación durante este importante período puede llegar a ocasionar daños irreversibles e importantes de funciones cerebrales y conllevar diversas alteraciones en el neurodesarrollo.

Estas son las áreas del neurodesarrollo a las que puede afectar:

  • Cognición. Dificultades en el aprendizaje, memoria, atención y lenguajes.
  • Movilidad. Parálisis cerebral, trastornos del movimiento y problemas de coordinación.
  • Comunicación. Retraso en el desarrollo del habla o problemas para expresarse.
  • Conducta. Dificultades emocionales, problemas de comportamiento y riesgo a trastornos psiquiátricos.
  • Sensorial. Problemas en la audición y la visión.

Además, puede afectar a mecanismos subyacentes al daño cerebral como daños neuronales, inflamaciones y alteraciones en el crecimiento cerebral y disminución del flujo sanguíneo en el cerebro.

Factores de riesgo y prevención

Los factores que influyen en la gravedad de los daños son complejos. Ya que, en cuestión de minutos o segundos, pueden ser mucho más graves o leves.

La duración de la privación de oxígeno y la cantidad, son dos de los factores más importantes. Cabe tener en cuenta la etapa de la hipoxia en la que ocurre este problema.

La salud del feto o recién nacido afectan a la severidad, así como las complicaciones que puedan ocurrir en el embarazo o en el parto.

Para prevenir estos problemas, se debe llevar un control durante todas las etapas para identificar y manejar posibles complicaciones, igual que llevar un estilo de vida saludable durante el embarazo, un parto seguro y asistido, y una atención inmediata al bebé…

Abordando la hipoxia perinatal: estrategias y tratamientos

Como anteriormente has podido leer, aunque los daños causados por la hipoxia perinatal puedan ser irreversibles, existen algunas estrategias y tratamientos para prevenir esto y mejorar y minimizar el daño al bebé.

Las estrategias de prevención se centran en llevar un control regular antes del nacimiento. Una vida saludable durante el embarazo, parir de un modo seguro y asistido, y atención al recién nacido.

En cuanto al tratamiento de la hipoxia perinatal, existen una serie de enfoques:

  • Soporte vital. Tratamientos como la oxigenoterapia, ventilación asistida y monitoreos continuos.
  • Tratamiento de las causas subyacentes. Administración de medicamentos o la práctica de procedimiento dependiendo de las causas.
  • Cuidado intensivo recién nacidos. Atención personalizada y especializada.
  • Rehabilitación.

Métodos de diagnóstico y seguimiento

Para un correcto diagnóstico de esta condición antes de un parto o en un bebé recién nacido ya que es importante poder valorar posibles problemas cuanto antes.

  • Evaluación prenatal
  • Monitoreo durante parto
  • Evaluación del recién nacido
  • Pruebas complementarias
  • Diagnóstico diferencial

Es fundamental el trabajo colaborativo entre todo el equipo que realice estas disciplinas en el centro para un diagnóstico preciso y oportuno.

Si vas a ser papá o mamá, y te preocupan todas estas consecuencias, secuelas y males, te damos un ala de esperanza y tranquilidad. Ya que el porcentaje de bebés afectados es pequeño.

Si por el contrario y a tu bebé le han detectado este problema, te damos otro hilo de esperanza, ya que, es posible revertir la severidad de las consecuencias si se trabajan bien.

Desde Clínica Uner te extendemos el brazo, como profesionales en la valoración y rehabilitación mental, para ponernos a tu disposición y juntos, avanzar.

¡En ocasiones así, es de vital importancia sentirnos juntos!

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

965 124 686

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola!!
¿En qué podemos ayudarte?