Ictus Hemisferio derecho – Optometría

Cuando se produce un ictus en el lado derecho del cerebro, lo que ocurre es que se interrumpe la irrigación sanguínea produciéndose un accidente cerebrovascular del hemisferio derecho. El hemisferio derecho en la gran mayoría de las personas se encarga de las funciones del lado izquierdo de nuestro cuerpo.

Consecuencias de ictus en el hemisferio derecho 

La afectación del hemisferio derecho provoca: 

  • Problemas en la atención visual.
  • Alteraciones en la memoria visual.
  • Dificultad en el cierre visual.
  • Dificultad con la orientación espacial. 
  • Dificultades en el análisis figura-fondo (reconocimiento de caras).

Uno de los síntomas más comunes después de un ictus es la negligencia visual también llamada heminegligencia espacial. Cuando esta se produce, el paciente pierde la atención del lado contrario al que tiene la lesión, es decir en este caso perdería la atención del lado izquierdo. Cuando se trata de una afectación en el hemisferio derecho no son conscientes de estos problemas espaciales.

Aproximadamente el 45% de las lesiones de hemisferio derecho cursan con esta disfunción, hecho que se da debido a que este hemisferio atiende a los dos espacios de manera selectiva.

En uno de los pacientes con esta dificultad se observa como curiosamente al comer, por ejemplo, se deja comida en la parte izquierda del plato o si le situamos los cubiertos o el vaso en su lado izquierdo no era capaz de encontrarlos. Al caminar se golpeaba con las personas que pasaban por su lado izquierdo y se chocaba con los marcos de las puertas de su lado izquierdo.

Uno de los métodos para valorar a estos pacientes es el de dibujo libre y copia, el paciente es incapaz de realizar la copia de todo lo que está situado en el lado izquierdo.

                   

heminegligencia izquierda

Imagen 1. Imposibilidad de realizar la copia de la parte izquierda del dibujo. Representación de una heminegligencia izquierda.

En la mayoría de los casos ni el paciente ni la familia son conscientes de las limitaciones visuales que puede tener un paciente tras un ictus, por eso es necesario una exploración completa evaluando: Campo visual, agudeza visual, motilidad ocular, visión del color, presencia de negligencia, estado pupilar, entre otras. Y crear un programa de tratamiento individualizado en cada caso.

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

966 55 04 06

Ir arriba