¿Cuáles son las causas de daño cerebral?

El impacto de los daños cerebrales en la vida de una persona puede llegar a afectar tanto sus capacidades neurológicas como al desarrollo de sus actividades cotidianas. Conocer y comprender las causas del daño cerebral permanente ayudará a prevenir y tratar de manera efectiva al paciente. En este post hablaremos sobre los tipos de lesiones cerebrales adquiridas y sus causas más frecuentes. 

Existen dos tipos de lesiones cerebrales adquiridas: 

  • La lesión cerebral traumática, cuyas causas más frecuentes son caídas desde alturas, pérdida del equilibrio, golpes recibidos, impacto contra un vehículo o por acciones violentas, accidentes de tráfico, síndrome provocado al sacudir violentamente a un bebé, lesiones provocadas por explosiones, etc. 
  • La lesión cerebral no traumática, es un tipo de lesión ocasionada por un problema interno, y no por una fuerza externa. Algunas de sus causas más comunes son los accidentes cerebrovasculares, infecciones como meningitis, falta de oxígeno en el cerebro, tumores cerebrales, exposición a toxinas como pesticidas o mercurio, consumo excesivo de drogas como MDMA, cocaína y metanfetaminas.  

 Daño cerebral por drogas 

 La exposición prologada al consumo de drogas tiene la capacidad de afectar la funcionalidad cerebral y alterar la química y estructura del cerebro, dando paso a daños causado por el consumo de estas que pueden ser: 

  • Potencial aumento de muerte en células cerebrales. 
  • Fluctuaciones en niveles de neurotransmisores disponibles. 
  • Modificación de la estructura del circuito cerebral que facilita la aparición de tolerancia a sustancias químicas. 
  • Aumento de excitabilidad durante el síndrome de abstinencia. 
  • Alteración en hormonas, neurotransmisores, etc. 
  • Suspensión de la llegada de nutrientes al tejido cerebral. 

 El consumo de drogas puede provocar un severo daño cerebral, afectando negativamente la salud de las personas. Cada narcótico tiene la capacidad alterar de manera significativa, dependiendo de la cantidad, frecuencia de consumo y el tipo de droga consumida. 

 ¿Los antidepresivos dañan el cerebro?  

Los antidepresivos funcionan en base a la alteración de los niveles de los neurotransmisores del cerebro (noradrenalina, serotonina y dopamina). Son unas sustancias químicas que ayudan a la regulación del estado de ánimo, sueño u otra clase de funciones cerebrales. 

El uso de los medicamentos antidepresivos puede llegar a tener diversos efectos, pero no está demostrado al cien por cien que provoquen daño cerebral irreversible. Se puede hacer uso de este tipo de tratamiento para tratar la depresión y otros trastornos de los estados de ánimo bajo supervisión médica. 

Sin embargo, como con la toma de cualquier otro medicamento, los calmantes también tienen efectos secundarios que sí pueden afectar al cerebro, entre ellos podemos incluir: 

  • Estados de ánimo cambiantes: este efecto es más común en adolescentes o personas con antecedentes de trastornos psiquiátricos. 
  • Alteración del sueño: pueden provocar insomnio o somnolencia diurna. Puede llegar a afectar el rendimiento cognitivo o la función cerebral.  
  • Problema cognitivo: puede afectar la concentración, atención y memoria. Pueden tener un efecto temporal y desaparecer después de dejar el tratamiento. 

Recomendamos siempre hablar con un profesional antes de iniciar un tratamiento antidepresivo y seguir las pautas a seguir en cada momento. 

Todas las lesiones cerebrales son graves y pueden alterar la vida de quienes las sufren, por ello en Clínica UNER contamos con un equipo de expertos de la salud mental altamente competente y capaz de dar tratamiento personalizado a cada uno de los pacientes que acuden al centro en busca de ayuda. 

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

966 55 04 06

Scroll al inicio